Arranca la nueva medida de seguridad de los autobuses nocturnos para mujeres y niños

La Consejería de Transportes ha confirmado la puesta en marcha del proyecto piloto de “paradas a demanda” la noche de este pasado lunes 27 de enero. 

Consiste en una medida preventiva de la que podrán disponer mujeres y menores de edad en los autobuses nocturnos (comúnmente conocidos como los `búhos´) de Leganés y Fuenlabrada. 

A partir de ahora, estas personas podrán solicitar paradas fuera de la programación. El objetivo es que puedan acercarse más a su destino y así garantizar su seguridad. 

La líneas que aplicaran esta medida son las que comunican Madrid con Leganés y Fuenlabrada: N802, Madrid (Atocha)–Leganés (Vereda de Los Estudiantes), N803, Madrid (Atocha)– Fuenlabrada (Bº del Naranjo) y N804, Madrid (Atocha)–Fuenlabrada.

El único requisito que limita esta solicitud de bajada es que la acera debe tener una anchura mínima de un metro y medio aproximadamente. Sin embargo, según ha explicado Ángel Garrido, el discernimiento del conductor prevalecerá sobre la decisión. 

Las personas que vayan en silla de ruedas (dentro del colectivo de mujeres o menores de edad) deberán comunicarle al conductor el punto donde quieran bajarse justo al acceder al vehículo. De esta forma, el automovilista indicará si el punto propuesto reúne las condiciones necesarias para bajar la rampa y si es que no, deberá proporcionarle una alternativa al pasajero. 

Este proyecto fue transferido por los responsables del Área de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Leganés al Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) en una reunión mantenida el pasado de 25 de octubre. 

Por ahora, se pretende aplicar también en Pinto, Parla y Las Rozas de manera experimental. En un futuro, la Comunidad de Madrid estudiará la posibilidad de aplicar de manera definitiva esta medida en todas las líneas.

29/01/2020

Escrito por jlnieto

Entradas relacionadas