El Ayuntamiento de Leganés vacunará a mayores de 65 años en tres centros deportivos municipales

El Ayuntamiento de Leganés vacunará contra la gripe a 2.400 mayores de 65 años que participan en los distintos programas de ejercicio físico de la Delegación de Deportes. La campaña comenzará a partir del próximo jueves 22 de octubre en los tres centros deportivos en los que se imparten las clases: Polideportivo Europa, Instalación Deportiva Olimpia y Polideportivo de La Fortuna.

De esta forma, 2.400 mayores que deberían vacunarse en uno de los Centros de Salud de la ciudad lo harán en estas tres instalaciones deportivas municipales. Los técnicos de la Delegación de Deportes citarán telefónicamente a los usuarios para evitar aglomeraciones en los tres espacios deportivos. La Concejalía de Deportes colabora de esta forma con la Dirección Asistencial Sur de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid en un año en el que se hace más necesaria que nunca la vacunación al coexistir con la Covid-19.

El concejal de Deportes, Miguel Ángel Gutiérrez, ha recordado que «los mayores son una prioridad para este Ayuntamiento y somos conscientes de la importancia que tiene en esta época la campaña de vacunación contra la gripe. Además, somos conscientes de la presión asistencial que sufren estos días los centros de salud por lo que ponemos a disposición de nuestros mayores los centros deportivos de referencia para que puedan acudir a vacunarse allí. Nuestros mayores podrán vacunarse en el Polideportivo Europa, en el Pabellón Olimpia y en Polideportivo de La Fortuna«.

¿Por qué este año es más importante la vacunación?

Según datos del Ministerio de Sanidad, la vacunación es la medida más eficaz para prevenir la gripe y sus complicaciones. En la temporada 2019-2020 la vacunación evitó el 26% de las hospitalizaciones, el 40% de los ingresos en UCI y el 37% de las defunciones atribuibles a la gripe en las personas de 65 años de edad y mayores.

La posible coincidencia de la pandemia por coronavirus y la epidemia de gripe puede aumentar las complicaciones en los grupos de riesgo para los que ambas enfermedades pueden ser especialmente dañinas (el riesgo de fallecimiento es más del doble si una persona enferma por gripe y COVID) y conllevar una importante sobrecarga asistencial: mayor número de consultas en los centros de salud y en hospitales, así como aumento de los ingresos hospitalarios.

El modo de transmisión y los síntomas de la COVID-19 son muy similares a los de la gripe. Por ello, es especialmente importante reducir la carga de la enfermedad y las complicaciones de gripe tanto en la población más vulnerable como en sus contactos mediante la vacunación.

Síguenos en nuestras RRSS:

20/10/2020

Escrito por Patricia Rodiz

Entradas relacionadas