La Policía Nacional detiene en Madrid a un sicario buscado por su presunta implicación en más de 100 homicidios


Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Nacional de Colombia y la INTERPOL, han detenido en Madrid a un presunto sicario por el que constaban dos reclamaciones judiciales internacionales por numerosos delitos de asesinato y homicidios. Se le atribuye la autoría tanto intelectual como material de más de 100 muertes, entre ellas la de su suegra, que cometió, presuntamente, como venganza por un posible hurto de dinero propiedad de su organización.

Las investigaciones policiales comenzaron cuando las autoridades de Colombia emitieron dos notificaciones para la localización y detención del fugitivo por diferentes delitos contra la vida, homicidios y asesinatos, cometidos todos ellos en su país de origen. También se le acusaba del delito de concierto para delinquir, así como de fabricar, traficar, portar o tener armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

De esta manera, se iniciaron las investigaciones policiales para dar con su paradero y avanzar hacia su detención. Debido a la extrema gravedad de los hechos cometidos, se le asignó máxima prioridad a su localización, teniendo en cuenta, además, la alerta que hacía referencia a su peligrosidad y propensión a la evasión.

El detenido, conocido con el alias de “Nene”, es considerado por Colombia como el cabecilla de la organización criminal internacional “La Cordillera”, una organización que tiene influencia en varios departamentos colombianos y con ramas internacionales por todo el mundo. Él fue el presunto encargado de posicionar a su grupo criminal como una organización bélica, organizada y jerarquizada, así como de su expansión y consolidación en Europa. Además, articulaba actividades de narcotráfico a gran escala en Sudamérica, Panamá, Estados Unidos, México y Cabo Verde.

Su entrada en España se produjo en 2015, con la proyección de montar varias sucursales de la organización “La Cordillera” en España, Bélgica y Francia. Al actuar el detenido como uno de los principales cabecillas de la organización criminal, con su detención se desestabiliza la línea de mando de la misma y se genera un impacto significativo en sus finanzas.

28/05/2021

Escrito por Diego

Entradas relacionadas